Un poema de Magali Alabau

Pintura de Leonor Fini
Pintura de Leonor Fini

Yo soy la que no canta a la esperanza,

la que encuentra defecto en cada gesto,

la que ausculta cada giro de voz,

soy la ofensa,

el rencor,

soy el golpe escondido que aprovecha

el dolor con menosprecio.

Yo soy la sangre del piso y de la arena

la que no miente,

la que camina la ruta ardua

y desalentadora de los siglos,

la que engaña y no tiene futuro en las estrellas,

la nunca inocente de matanzas.

Yo soy la queja indolente que como la espuela hinca,

soy la noche rezando los montones de nombres

que surten a los embarcaderos de las reses.

Huésped del despilfarro en estas calles,

soy la máscara que corta los rostros, que los muerde.

Soy ancla de ciudad que arremetida entre fachadas

que hospedan mugre y polvo,

extirpada del día,

paseo por el mundo con los dioses envueltos

en la púrpura tela de los ritos.

Magali Alabau

(Tomado del libro, Hemos llegado a Ilión publicado por Editorial Betania)

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.