Un poema…

Pintura de Max Beckmann

Pintura de Max Beckmann

Alguna vez también bailé en quinces

mientras movía las piernas

pensaba en el americano peludo

con demasiados años

que me esperaba

en su casa de campaña

para juntos espiar a las estrellas.

Sudábamos como luchadores Sumo

The Supremes nuestra banda sonora

y para postre:

leche fría con galletas dulces.

Después de las acrobacias

regresaba al mundo concebido por otros:

a ser el sobrino

el buen estudiante

un niño amable.

La rebeldía que habitaba en mí

hacía estragos

escapaba con extraños:

el gigante rubio que daba nalgadas

un farmacéutico que inyectó champagne

en mis venas

y el cantante de ópera judío

que tuvo la gentileza de ofrecerme un cojín.

Alguna vez yo también bailé quinces

no fue una hazaña

terminó siendo otro castigo.

 

Manuel Adrián López

(Poema pertenece a los libros, “El arte de perder” y “Muestrario de un vidente”)

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s