Un poema…

Pintura de Steven J. Levin

Agradecer o no agradecer

El piso del baño estaba frío
fue encerrado en un círculo
llamaron a sus dioses
a los cuatro elementos
y nadie respondió.
Un hombre con cara de diablo
vino a socorrerlo
pidió ayuda a un desconocido
con voz ronca
que se oyó a través del teléfono.
En una ambulancia amarilla
ruidosa
llevaron su cuerpo flácido
el motor dejó de funcionar
dos veces
la sangre se convirtió en miel
siete médicos y enfermeros
todos de blancos
se arrojaron sobre él
logrando devolverlo.
Despertó un día antes de Navidad
en la cama opuesta
un bulto con forma humana
dormía y gritaba a la vez.
Recordó el número de teléfono
y el nombre de su verdugo
pero al llamar nadie contestó.
Una pátina de silencio torturador
cubrió todo su entorno.
Volvió a la cama
y en ese momento
no pudo agradecerle a ningún dios
que lo hubiera salvado.

Manuel Adrián López
Tomado del libro inédito, “El hombre incompleto”

 

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s