Marzo, Mes Internacional de la Mujer – Mónica González Velázquez

BREVIARIO DE LA RENUNCIACIÓN

(2015)

 

Para ti los perfumes desde entonces los perfumes prohibidos. Lo angélico.
Bajo el musgo esponjoso y bajo tus pasos que no existen.

André Breton

 

I

Irán las huellas de tu encuentro, desapareciendo todas. Prima el olvido, antes que la pena.

Vuelvo a la periferia de la ciudad, a las guerras floridas de mi raza. Desde la ventana de la nostalgia, me entrego a la contemplación.

Todo caerá, como cae la tarde, y la vida nuevamente cumplirá con la misión del viajero: la despedida. 

El amor es un ave de paso

II

No pude evitar buscarte en la puerta de tu frágil figura.

En el largo recorrido de aquellos paseos, sabía que en el abrazo, caería de tajo en una lejanía aún más insondable que las geografías.

El amor es una huella sin sombra

III

Casi puedo tocarte. Si te suelto, no te suelto todo.

El amor es lo efímero

IV

En la noche de San Juan, prendo una hoguera. Me entrego a buscar lo Bello en lo imposible, converso con dos gotas de miel que sobraron de la ofrenda, aquella que servimos en la rotonda de nuestros dioses muertos.

El amor es un acto de fe

V

Visito la casa de Trotsky. En la fosa de su jardín, encuentro un letrero que sentencia “Nadie regresa los buenos deseos a esta casa”. Tomo una moneda y de espaldas a la trágica historia que habita la noche del golpe asestado, repito para mí: “Que nadie empañe la felicidad del mundo”.

El amor es una revolución traicionada

VI

Dos gotas de eucalipto han devuelto la humedad a mis lagrimales secos. Si te miro con doble filo, sabrás que no puedo evocarte sin esquilmar la realidad. Como hiere una tormenta de arena, así mis labios se resecan cuando te nombro. Corro por un bosque de palabras en este juego de periferias y acercamientos virtuales.

El amor es un juego de palabras

VII

Las espinas se agolparon en mi frente, ¿acaso el amor duele?

El amor es el desconcierto

VIII

Yo también acepto mis límites y éstos van más allá de una vida que no puedo comprar. Ya escampó la lluvia y la tarde nos recorre.

El amor es un azul sin rostro

IX

Hay quien hace el amor, yo me entrego a la contemplación del Dharma.

 El amor es la voluntad del espíritu

X

No esperaré diez mil ocasos en el muelle de tu ausencia. Penélope moderna, la loca que se enamoró del viajero.

Lavo mi corazón enlodado, hago un torniquete donde persiste la herida del arquero.

Acepta mi canto a los muertos, para que al rendir homenaje a los vivos, no tengas que recordarme nunca.

El amor es un barco de papel

XI

Soltarte para que al caer, seas el ángel desterrado de un cielo imposible.

Conjuro tu historia a otra historia, tu nombre a otro nombre.

Limpios mis ojos, verán partir el continente de tu cuerpo, donde una vez el mapa de sus lejanías doblara las esquinas para rozarse con descuido.

A nada quise temer, en tanto ondeaban tus aguas en mis puertos. Del viaje sostengo una flecha, un cordero, en el piano resonando un nocturno y tu índice sin tiemblo: “Busca horizontes cercanos”.

En conmemoración al dolor que me habita, levanto la mirada y me pierdo en el vuelo de las aves. Existe, sin embargo, el goce, el milagro irreductible de estar viva.

El amor es la imposibilidad de las almas solitarias

XII

Me entrego a la creación de aves iracundas, a dibujar paisajes desde la ventana de la nostalgia. Ante la desnudez reflejada en el espejo, ya no quiere mi otra mitad su complemento.

Tú, dios desconocido. Me despido de tu presencia.

El amor no es un verdugo.

 

Epilogo

¿Y que si iba yo, por caminos de aire? A mi alma producía alegría caminar y eso era suficiente.

Entre la voluntad y la verdad que todos quieren conseguir, algún sacrificio persiste. Yo que no pienso en mañana, camino y corro sin temor, porque todas mis heridas han de sanar.

Amar es un privilegio del que sorben los condenados.

Sorbiendo de a poquitos la muerte: camino y amo la vida.

¿Quién me da calor? ¿Quién me ama todavía?

 

Mónica González Velázquez (Ciudad de México, 1973). Egresada de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM de la Licenciatura en Diseño Gráfico. A la par cursó el Diplomado de Creación Literaria en la Escuela de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM). Editora y poeta. Tomó talleres de poesía experimental con el poeta Raúl Renán, entre 1998 y 2001. Le han sido publicados: Tríptico de desamorLa luz y las sombras altasPoesía reunidaLas cosas últimasGran malGlory boxLas eternas rutasEl misterio de los mundos vulgaresBreviario de la renunciación y Crónica de los días que ya no son. Antología poética 2001-2015 (El quirófano ediciones, Guayaquil 2016). Destaca su participación en La palabra transfigurada: cien años de poesía visual mexicana (Ediciones del Lirio, CONACULTA-INBA, 2014). Finalista en el Premio Internacional de Poesía Visual Experimental, Badajoz 2015. Directora de miCielo ediciones, proyecto especializado en Libro-objeto y Libro de artista.

https://www.youtube.com/watch?v=2N0VpPB1_a8

 

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s